Cristianos Nokia 1100

4

cristianos-nokia-1100-jimmy-sarango

Resulta que los teléfonos celulares ahora sirven para todo menos para lo que fueron creados: envían fotografías de cientoquinientos millones de megapíxeles, traen juegos 5D, graban el video del cumple de tu abuela en HiperHD, pero la mayoría de ellos no tienen crédito para hacer llamadas ni enviar mensajes. Extraño el teléfono monedero.

Yo soy el propietario de un teléfono demasiado inteligente, es tan inteligente que decide cuando quiere estar prendido y cuando quiere estar apagado, cuando quiere tomar fotos y cuando no. Toma decisiones propias que ni yo me atrevería a tomar. Rayos. Pero, aún con toda la pantalla HD y su super cámara, no puede hacer una simple llamada. Tiene jueguitos y aplicaciones, tiene fondos de colores y música por montones, pero el momento de hacer una llamada se aturde y no sabe qué hacer.

Los cristianos cada vez nos asemejamos más a los smartphones: no hacemos lo que deberíamos hacer, no estamos cumpliendo la función para la cual fuimos creados. Mucho jilson, mucho evento, muchas palabras y poses aprendidas de otros, pero el rato de ser luz… nanai. Nanai es una palabra sumeria/acadia/griega/española que significa: nada de nada.

Recuerdo el Nokia 1100, era un teléfono con una particularidad. Además de hacer llamadas y enviar mensajes, traía una linterna muy práctica. Se activaba con un botón e iluminaba una gran área. La mayor característica de ese teléfono era la linternita.

En lugar de ser cristianos smartphone deberíamos ser cristianos 1100, que se caracterizan por ser luz, y no por todas las prestaciones y asombrosas cualidades. Lo único que un cristiano está llamado a ser es luz. Y si no iluminas donde estás, simplemente no sirves, no funcionas.

No importan lo que hagas: si cantas en tu iglesia, predicas o utilizas camisetas que digan Jesús; si no cumples tu función te convertirás en algo asombroso pero inútil para lo que fue pensado. Y ojo, no se trata de alumbrar a los iluminados, una luz sirve en la oscuridad, no en un local de lámparas. Si eres luz en tu iglesia es como ir a vender pan a un panadero. Ilumina donde te necesitan, en la oscuridad.

Mateo 5 dice:

Ustedes son como una luz que ilumina a todos.

…la conducta de ustedes debe ser como una luz que ilumine y muestre cómo se obedece a Dios. Hagan buenas acciones. Así los demás las verán y alabarán a Dios, el Padre de ustedes que está en el cielo.

 

Deja tu comentario

Soy un joven al servicio de los jóvenes (también de los padres, familias, colegios, organizaciones, etc). Comunicador digital, bloguero desde el 2012 y conferencista juvenil. Diseñador gráfico y multimedia, actualmente especializándome en Diseño Comunicacional. Autor de la "Primera Epístola de Jimmy Sarango a los Cristianos Digitales”, en la cual aborda la vida cristiana y los retos que enfrenta en el mundo digital.

Discussion4 comentarios

  1. me encanto! es muy cierto y pienso que nos estamos apegando tanto al mundo y a tener “éxito” en él que nos olvidamos a lo que vinimos… nos estamos desviando suavito y con todo un equipo atras