Declaración de Fe

Soy cristiano

Creo en Dios Todopoderoso, creador de todo lo que existe, ya sea que lo haya hecho con un chasquido de sus dedos o a través de un proceso de miles de años que él mismo diseñó.

Creo en la trinidad: Padre, hijo (Jesús) y Espíritu Santo.

Creo que Dios tiene el poder para obrar hoy como lo hizo con las personas de la Biblia.

Creo que el Espíritu Santo reparte dones a cada uno conforme a lo que él quiere. Creo que tanto el don de enseñanza, lenguas, interpretación, sanidad y demás vienen de Dios, que deben ser de bendición para otros y que no responden a interpretaciones personales.

Creo que la salvación es por gracia, esto quiere decir, que es un regalo de Dios. No hay nada que yo pueda hacer para merecerla. Es el amor infinito de Dios que me abraza.

Creo que la salvación debe ser cuidada. Más allá de si se pierde o no, se que si Dios me dio una nueva oportunidad es para empezar de nuevo. Su salvación es un regalo, y al ser el regalo más grande, la valoro y procuro cuidarla. Cuando amas algo, no estás preocupado pensando si lo perderás o no, sino que inviertes tus fuerzas y tu vida en cuidarlo y protegerlo, además de compartirlo.

Creo en el perdón de pecados. Se que no hay nada que me separará del amor de Dios. Nunca seré lo suficientemente malo o exageradamente bueno como para no necesitar el perdón de Dios. Él lo hace por amor, no por merecimiento.

Creo que la Biblia es la Palabra de Dios. Se que hay partes que son complicadas de entender, y que otras carecen de total lógica y que yo, Jimmy, no puedo demostrar que todo es cierto, porque no tengo fotos de Jonás, ni de la burra de Balaam, pero lo creo por fe, más que por la veracidad histórica o arqueológica, por la enseñanza que contiene y que transforma vidas. La Biblia contiene el mensaje que transformó mi vida.

Creo, por lo que leo en la Palabra de Dios, que los apóstoles fueron 12, más Matías quien reemplazó a Judas y Pablo, quien se llamaba a sí mismo “abortivo”.