Permalink

Entre la adaptación y la distorsión: Noé, la película.

En el arca de Noé todos cantan, todos cantan. En el arca de Noé todos cantan excepto el ornitorrinco porque no sabe si hacer ruido de pato o de castor. Plop.

Tenía muchas ganas de ir a ver “Noé” y lo hice. Para quienes no la han visto, les recomiendo mirarla, y para quienes ya la vieron, no se la repitan. Hablaré de mi perspectiva sobre la película. “Mi perspectiva” significa que es MI opinión, MI forma de ver las cosas, MI interpretación. Puede que coincidas conmigo en diversos puntos, pero también podríamos no coincidir, y está bien, porque es MI blog, y escribo lo que deseo. Post cinematográfico egoísta. (Que mal ejemplo, Jimmy).

Primero debo decir que la película se divide en dos partes:

    1. Desde el inicio hasta que se cierra el arca y
    2. La etapa de Noé en el arca hasta el final.

 

¡La primera parte me pareció genial! Hay tantas enseñanzas sobre la vida cristiana (no versículos, enseñanzas). Estaba super feliz de ver una película con tanto contenido valioso. La segunda parte es una novela completa, un Noé totalmente desenfocado, con otra historia totalmente inventada por los guionistas y con la cual no es posible estar de acuerdo.

Los productores audiovisuales, cuando hablan de “adaptación” se refieren a tomar una historia y agregar o quitar ciertas situaciones o elementos, pero respetando su sentido original (así debería ser). Pero otra cosa totalmente es la distorsión, y lastimosamente en “Noé” vemos estas dos situaciones.

Por un lado, la adaptación de la historia es muy buena. Nosotros nos imaginamos a Dios hablando con Noé personalmente, pero en la película muestran esto de una manera que podría ser válida también, pero a su vez, distorsionan la historia inventando a un Noé totalmente loco, fuera de lugar, ridículo, sanguinario, que no tiene NADA que ver con la primera parte de la película, y much0 menos con la historia bíblica. Entre adaptación y distorsión hay mucha diferencia, tanta que mi recomendación es que su nombre no sea “Noé” sino cualquier otro título, porque se valieron de un personaje histórico para una representación absurda.

Lo que hicieron con la historia de Noé no quisiéramos que lo hagan con ninguno de nosotros. Tomaron un personaje y cambiaron su esencia totalmente; es como si un día tus amigos contaran quién eres, pero para hacer más interesante la historia dicen que eras un malvado, cuasi asesino, desgraciado de la vida, mal amigo, y cuando les preguntes ¿Por qué dijeron eso de mi? ellos te responden “Para hacer más interesante la historia”. Fail.

En la vida real también veo eso, tanta gente que adapta la Biblia y otros que la distorsionan. Lo triste es que los que la distorsionan piensan estar en lo correcto.

Para terminar, es nuestra responsabilidad dar a conocer la verdadera historia, no sólo de Noé, sino del Dios en quien creemos. Dejemos de discutir si hubieron o no ángeles, si Dios habla audiblemente o en sueños, ese no es el punto. El mensaje de Dios era claro en ese tiempo y hasta ahora es vigente: El hombre por su maldad ha traído destrucción, tanto en sus corazones como en el lugar en el que viven. Ante eso no podemos callar, porque si callamos, otras películas hablarán.

Deja tu comentario

Permalink

El Cristiañol.

Os saludo por las misericordias intrínsecas de la magnificencia de la plenitud manifiesta a través de la presente. Pleup.

¿Se han dado cuenta que la gente en la iglesia dice palabras muy extrañas? El otro día estuve en la iglesia, como un visitante más, escuchando, mirando, y encontré cosas muy curiosas. Hay tantas palabras y expresiones que no tienen sentido a menos que las conozcas anteriormente. Al parecer en la iglesia hablamos cristiañol y no el idioma de la gente común y corriente.

He recopilado un par de expresiones que escucho y que me sorprendieron porque no se entienden la primera vez que las escuchas:

  • ¿Cómo te sentirías si te digo que necesitas ser lavado con la sangre del cordero?
    -¡Pero si hoy me bañé! ¿Y si mejor me lavo con agua?
  • ¿Qué pensarías si te digo que son tus concupiscencias las que te llevan a hacer lo que haces?
    -Concupi… ¿que?
  • Cuídate del enemigo
    -¿El enemigo? ¿Cuál enemigo? ¿Bin Laden, el sistema, quién?
  • Vamos a honrar al Señor con nuestras primicias
    -¿Qué?
  • El cordero inmolado descendió de su trono para que tengamos acceso al Padre
    -What!?

Yo lo llamo cristianobulario, ese vocabulario que sólo entendemos los cristianos, como si se tratara de una secta, de una pandilla con sus expresiones extrañas. No te sorprendas de que la gente no te entienda cuando les hablas de Dios, si les dices que la sangre del cordero inmolado va a limpiar su ser, probablemente se imaginen un corderito degollado o en el mejor de los casos no te entenderán nada.

Cuando Jesús hablaba con la gente usaba ejemplos tan comunes como la siembra, la búsqueda de una moneda, de un tesoro, de dos hijos y su padre, entre otros. Deja de hablar cristiañol y empieza a comunicarte con la gente en su idioma.

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Si la gente escucha la palabra de Dios, podrá creer, pero si no te entienden no sucederá. Empecemos a hablar como la gente, por favor.

Deja tu comentario

Permalink

Cristianos precocidos: 10 minutos y listo.

En pleno siglo XXI la iglesia cristiana no ha perdido su sintonía con la innovación, y hemos empezado a formar/preparar/cocinar cristianos precocidos, agregue agua y están listos para servir. Plop.

En una breve estadía en otro país, hace unos años, descubrí que la comida no se prepara sola, así que en mi primera visita al supermercado, como buen ecuatoriano, busqué el producto base de nuestra alimentación diaria: el arroz. Habían varios tipos de arroz, pero los clasifico en dos tipos: el normal y el precocido. Las diferencias eran que el arroz normal debe ser preparado con un proceso y el precocido sólo debía ser vertido en una olla con agua durante 10 minutos y estaría listo. Adivinen cuál compré.

Llegué a casa con mi cajita de “Arroz precocido 10 minutos y listo” y lo coloqué en la olla durante el tiempo requerido. Cuando se supone que estuvo listo lo saqué de la olla y lo probé, estaba feo, un poco duro, y tenía un sabor a precocido que hasta ahora lo reconozco. Lo puse a cocinar más tiempo pero nada sucedió, el arroz precocido nunca será igual al arroz cocinado normalmente.

Resulta que ahora nos hemos especializado en “cocinar” cristianos precocidos. Les decimos que son pecadores, que Jesús les ama, que necesitan hacer una oración y listo son salvos y se irán al cielo, les recomendamos un par de libros, un par de artistas cristianos y están listos para ser cristianos en un mundo que busca devorarlos. ¡Ser cristiano es más que eso!

Queremos que nuestra gente asimile el evangelio como una esponja absorbe el agua en cuestión de segundos, creemos que el avivamiento es saltar y llorar en la iglesia, pero realmente el cristianismo se vive afuera. Nos olvidamos que Jesús dedicó tres años de su vida a discipular a las mismas 12 personas… ¡Tres años! ¡Ja! Y aún así dos de ellos le traicionaron y los otros diez huyeron al primer disparo, ¡que irónico! Y nosotros queremos que en un par de semanas nuestros “cristianos” ya sean santos, dejen su vida de pecado totalmente y empiecen a volar cuando escuchan las canciones lentas de la iglesia.

Dejemos de ser vagos, como yo con el arroz. El cristianismo nunca será un camino de “agregue agua, mezcle y está listo para servir” es un reto, un desafío, ¡es algo para valientes! Y si tú no estás dispuesto a pasar por el proceso de Dios, ni estás dispuesto a discipular a otros al modelo de Dios, estás perdiendo tu tiempo, el cristianismo no es para ti.

  • El reino de Dios avanza a pesar de sus enemigos. Sólo la gente valiente y decidida logra formar parte de él
  • El reino del cielo ha venido avanzando con fuerza, y gente violenta lo está atacando
  • El reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

El mismo versículo, diferentes palabras, el mismo mensaje: Este camino es de valientes.

Deja tu comentario

Permalink

El Dios de mis padres

Mi mamá me ama, mi mamá me mima, amo a mi mamá excepto cuando me dice que arregle mi cuarto. Plop 1.
Mi papá me ama, mi papá me mima, amo a mi papá excepto cuando él también me dice que arregle mi cuarto. Plop paternal.

Hay varias cosas que heredamos en la vida, en mi caso, por ser el hijo mayor recibía la ropa de uno de mis tíos que es mayor con dos años, mi hermano heredaba mi ropa, y él no daba su herencia a nadie. En otros casos hay gente que hereda fortunas, autos, terrenos, casas, departamentos, diabetes, alergias, etcétera.

De niño, (y es por esto el título del post de hoy) siempre quise tener la fe de mi papá y de mi mamá. Cuando algo faltaba en casa o en la iglesia donde trabajábamos ellos oraban, y oraban, y oraban. Además de esto siempre fueron muy proactivos (dícese de quienes tienen iniciativa y trabajan para que las cosas sucedan), oraban pero también caminaban, tomaban decisiones, y yo veía cómo Dios respaldaba sus vidas. Así que yo quería lo mismo para mi.

Resulta que la fe no es hereditaria.

¿Se han dado cuenta que en el Antiguo Testamento, Jehová les dice a varias personas “Yo soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob”? Recientemente entendí por qué: ¡les estaba recordando las cosas que había hecho con sus padres! Ya que la fe no es hereditaria sí es un regalo de Dios, y cuando él les recordaba los nombres de sus padres era para traer a memoria las hazañas y milagros que hizo con ellos:

  • Abraham y su esposa tuvieron un hijo aunque ella era estéril… ¡y además estaban viejos!
  • Isaac era el hijo de la promesa de Abraham, pero tuvo que conocer la fidelidad de Dios personalmente. Fue extranjero y vio prosperar su trabajo aún en momentos difíciles, además su esposa fue la respuesta a la oración de su padre.
  • Jacob huyó de su casa después de deshonrar a su hermano, anduvo como nómada pero encontró un hogar y formó su familia. Tuvo hijos, hijas, riqueza, pero sobretodo encontró el perdón de su hermano muchos años después.

La lista podría continuar, podemos mencionar a Josué, Gedeón, Esther, Daniel, José, Nehemías, Esdras, Pablo, pero el nombre más importante en esa lista es el tuyo. ¿Te imaginas que el versículo dijese “Yo soy el Dios de Abraham, de Isaac y de Jimmy”? ¡Wow! Nos preguntaríamos qué hizo Dios con él para hacer su fe más personal.

Yo soy el Dios de tus antepasados; yo soy el Dios de Abraham, de Isaac y de __________ (agrega tu nombre, el milagro que buscas puede ser realidad).

El Dios de mis padres tiene que ser mi Dios, un día mis hijos buscarán al Dios de su padre también. Fe es ver lo que no es como si fuera.

Deja tu comentario

Permalink

Cuando se apaga la luz

Esta vez no hay plop, escribiré esto con el corazón, como siempre pero con una dosis extra de sinceridad. Mini plop.

Hace un par de años estuve tocando la guitarra en una reunión de jóvenes muy especial, sobretodo por la gente con la que estaba sirviendo y por ver a los chicos saltar, gritar, cantar y tomarnos fotos mientras tocábamos, fue algo mágico. Al terminar esa noche decidí quedarme un momento más recogiendo mis cables y mis cosas, ya no habían fotos, ni brincos, ni jóvenes, era un salón vacío y yo.

Sentía la electricidad en el lugar, fue una noche genial, pero al encontrarme solo ya no era Jimmy el rockstar ni la emulación ecuatoriana de Jimi Hendrix, era Jimmy el chico común y corriente que tiene que correr todas las mañanas para llegar a tiempo a trabajar, el que se enoja porque las cosas no suceden como él quiere. Mi guitarra no me sirve de mucho cuando me molesto en el tráfico y quiero gritar un par de bendiciones al tipo que maneja el auto frente a mi.

Desde ese día decidí que eso sería una práctica habitual en mi, quedarme en el escenario. Pasar de ser admirado a ignorado en cuestión de segundos es increíble, y me recuerda que no es a mi a quien vienen a ver, escuchar o leer. Si al mirarme no ves a Jesús, entonces estoy haciendo algo mal.

Mis amigos de josueunonueve.com están compartiendo mis publicaciones, y fue un motivo de alegría para mi ver como “6 consejos para enamorar a la persona de tu vida” se convertía en el primer hit nacido en este blog, al momento ha recibido más de 8000 visitas, pero, ¿de qué sirven tantos likes si no vivo lo que comparto contigo? Por eso, cuando se apaga la luz soy quien soy, sin poses ni sonrisas prefabricadas, queda únicamente el corazón y Dios, que debería ser lo que más nos importe cuidar.

Antes de ser famoso, se ejemplo. Antes de ser un genio, se ejemplo, y antes de escribir un blog, se ejemplo. El corazón es lo único que nos acompañará hasta el último día de nuestra vida, guardemos en él lo que realmente importa.

Sé un ejemplo para todos los creyentes en lo que dices, en la forma en que vives, en tu amor, tu fe y tu pureza.

-Pablo a Timoteo

Deja tu comentario