Los diez mandamientos para cristianos del siglo 21

0

Amados hermanos, os encomiendo la lectura de esta barbaridad, perdón, de esta revelación santa que os mostrará la luz para sus oscuros entendimientos. Leeréis sin protestar, como hacéis cada domingo cuando escucháis las sandeces de su pastor.

  1. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu mente, con todas tus fuerzas pero si llueve o si tienes pereza, está bien no orar ni leer la Biblia, aunque lo ames con todo tu corazón puedes ponerlo en segundo lugar.
  2. No tengas ningún otro dios aparte de Dios, pero está bien obedecer más a tu pastor o líder que a Dios, está bien hablar más de tu líder que de Dios. Es verdad, tu pastor da prédicas increíbles, Dios sólo te da la vida y la salvación, nada más.
  3. Ama a tu prójimo como a ti mismo, pero si te hace enojar puedes ser indiferente con él, ser déspota y áspero. Está bien, lo amas pero debe recibir su merecido.
  4. Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da. Pero si te hacen enojar, tienes la libertad de alzar la voz, decirles que están locos, que están viejos y que no se metan en tu vida. Ellos deben saber quién manda.
  5. Llamarás pastor al pastor, apóstol al que dice serlo y querubín al que tenga alas. No los tratarás por su nombre porque los ofendes. Debes recordar las jerarquías y respetarlas. Aunque Dios nos hizo a todos iguales, no puedes tratarlo como a un igual.
  6. No dirás falso testimonio, porque podrían descubrirte y tendrás que sobornarlos o chantajearlos para que callen y no difundan tu vida doble.
  7. Hablarás de éxito, superación y prosperidad en cada ocasión que puedas. La salvación, el arrepentimiento, el juicio de Dios son temas anticuados que la gente no quiere oír. Jesús vino a la Tierra para que nosotros alcancemos nuestros sueños, poco importa si murió en la cruz. (De hecho, si lo hizo seguramente fue para que seas exitoso, no para que seas salvo)
  8. Si das ofrenda, ofrenda generosamente, pues debes recordar que si das diez($10), Dios te dará cien ($100); si entregas mil ($1000), Dios te dará diez mil y así sucesivamente. El propósito de Dios es que tengas dinero y lo tengas en abundancia. No leeréis los versículos que hablan de escasez ni austeridad, los tacharéis o arrancaréis de tu Biblia.
    • 8.1. Si el hermano que más diezma es una persona que ofende y lastima a otros, no dirás nada. Tú necesitas más su dinero que su necesidad de apoyo y corrección.
    • 8.2. Revisarás la lista de personas que diezman para confirmar su asistencia. Si alguno de ellos no viniere a la iglesia porque está enfermo, irás a su casa a pedir el dinero correspondiente, no importa si no le preguntas cómo se siente, su ofrenda es más importante que él.
  9. Cuando debas hablar a otros del evangelio, no mencionarás la Biblia, sino las historias de los cantantes famosos cristianos y sus experiencias con Dios. La Biblia es un libro viejo y anticuado que sólo cuenta lo que Jesús quiere para nosotros. Es mejor hablar de artistas y predicadores que del Hijo de Dios.
  10. Dejarás de leer listas de mandamientos hechas por otros. Si necesitas saber qué es lo que Dios quiere, irás a Dios directamente como buen cristiano, no a Google ni a tu pastor. Irás a tu aposento con tu Biblia en mano y en secreto le preguntarás a Dios qué es lo que quiere para ti.

Amén.

Deja tu comentario

Soy un joven al servicio de los jóvenes (también de los padres, familias, colegios, organizaciones, etc). Comunicador digital, bloguero desde el 2012 y conferencista juvenil. Diseñador gráfico y multimedia, actualmente especializándome en Diseño Comunicacional. Autor de la "Primera Epístola de Jimmy Sarango a los Cristianos Digitales”, en la cual aborda la vida cristiana y los retos que enfrenta en el mundo digital.

Comments are closed.