Vida cristiana

Lista de pecados 2014 – Parte II

Posted on in Vida cristiana

Llegó lo que esperaban… ¡la lista de pecados 2014! Para que peque con confianza, perdón, para que sepa qué no hacer en este año que empieza.

Pregunta 1
¿Es pecado dudar de la existencia de Dios?

Personalmente, creo que no. Hazte estas preguntas ¿Por qué creo en Dios? ¿Por qué asisto a una iglesia? ¿Podría vivir sin vivir la fe que practico? Preguntas tan sencillas traen razonamientos complejos. Podrías darte cuenta que eres creyente porque creciste en una familia de creyentes y no porque lo hayas elegido o porque creas que es cierto.

Si tú dudas de la existencia de Dios, busca más evidencia de que él es real a lo largo de la historia. Si dudas de su existencia y vas a leer Nietzche, terminarás matando a Dios como él lo hizo. Es como buscar azúcar en un frasco con sal, nunca encontrarás allí azúcar porque no es el lugar. Si quieres conocer de Dios, busca en el lugar correcto.

Pregunta 2

¿Por qué debo ir a la iglesia si puedo cantar y orar en mi casa?

Yo me pregunto lo mismo. Vamos a la iglesia para disfrutar, para expresar nuestra fe con amigos que también lo hacen. No vamos para que nos tomen lista, ni para que diosito no nos castigue. Incluso podrías ir para encontrar a tu ayuda idónea.

El edificio no tiene ningún arte de magia, ni las paredes tienen la unción sacerdotal arquitectónica. La iglesia es el lugar donde nos encontramos en familia para expresar nuestra fe juntos. Nada más.

Pregunta 3
¿Puedo preguntarle al pastor qué hace con el dinero de los diezmos y las ofrendas?

¡Pero por supuesto… que no!. Si tienes tendencia suicida, hazlo.

Cualquier feligrés debería tener la libertad de acercarse al pastor de su iglesia y pedir una rendición de cuentas. Si tú te preguntas qué rayos harán con tus moneditas, acércate al pastor o al tesorero. Si ves que el pastor cambia de auto muy seguido, no es necesario preguntar porque la respuesta es evidente. Todos los pastores tienen derecho a su salario, pero a veces en nombre de Dios se financian placeres que ni el mismo Jesús hubiese elegido.

Pregunta 4
¿A donde se fue Mambrú?

Mambrú se fue a la guerra y no se cuando vendrá.

Pregunta 4.5
¿Vendrá para la pascua?

No se.

Pregunta 4.6
¿O para navidad?

Jijiji jajaja, no se, pero avísale que antes pase por el bosque de la china, porque la chinita se perdió.

Pregunta 5
¿Puedo tener novi@ que no sea cristiano?

¡Claro que puedes! Pero no se si te conviene.

Muchos nos preguntamos eso alguna vez, y con el tiempo te das cuenta que es una inquietud válida. El tema con que tu pareja no tenga tu misma fe radica en las diferencias que esto trae. En muchas ocasiones me siento triste, como cualquier mortal, y algo que llena el corazón es que la persona con la que comparto me diga ¿quieres orar por esto?. En otro caso podrías escuchar un “oh que pena, ojalá estés mejor”. El tema no es la religión, es que tu fe es evidente en todas las áreas de tu vida y quizá la otra persona lo entienda, o no.

En conclusión…

La lista de pecados de este año es corta, porque no debería haber una lista de cosas que no debemos hacer. Cuando a Jesús le preguntaron en qué se resumía toda la ley, los 10 mandamientos, él no dio una tarea, ni una acción, ni una prenda de vestir, él dijo dos verdades de vida a ser aplicadas:

El primer mandamiento, y el más importante, es el que dice así: “Ama a tu Dios con todo lo que piensas y con todo lo que eres.” Y el segundo mandamiento en importancia es parecido a ése, y dice así: “Cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo.”

Esas dos verdades aplícalas en todo: cuando caminas por la calle, como te vistes, con lo que comes, con lo que tomas, con lo que hablas, con lo que miras, con los lugares que visitas. Amar al prójimo quiere decir cuidarlo, asegurarte de su bienestar, de no hacer nada que lo perjudique, o incomode. Recuerda lo que dice Romanos 14:

Si algún hermano se ofende por lo que ustedes comen, es porque no le están mostrando amor.

Si algo que tu haces incomoda a otro, estás pecando. Si algo que tú haces, afecta a alguien más, corrige. No permitas que tu libertad en Cristo sea tropiezo para otro. Y si aún así no estás seguro, haz clic aquí y busca tu pecado favorito en la Lista de pecados – I parte

Comentarios

comments

Article published by

Soy un joven al servicio de los jóvenes. Comunicador digital, bloguero desde el 2012 y conferencista juvenil. Licenciado en Diseño Comunicacional, tecnólogo en Diseñador gráfico y multimedia. Autor de la “Primera Epístola de Jimmy Sarango a los Cristianos Digitales”, en la cual aborda la vida cristiana y los retos que enfrenta en el mundo digital.