En vida que me quisieras

0

“En vida que me quisieras, en vida que me quisieras,
De muerto ya para que, de muerto ya para que,
Ahí  todo se ha de quedar”

Llegó diciembre y con él nuestra reflexión de lo vivido en estos 11 meses que se fueron, las metas cumplidas y los objetivos pendientes que quizá no se cumplan o quizá si. Cuando este mes (diciembre) termine sabremos si cumplimos o no las promesas que hicimos el 31 de diciembre del año anterior.

Alguna vez me enseñaron que no es muy bueno hacer promesas, porque cuando una promesa se rompe sentimos remordimiento, cargo de conciencia, desilusión. Nos sentimos como unos perfectos fracasados porque “prometí no engordar, y engordé”, “prometí no volver a comer chocolates y estoy obeso porque como chocolates todos los días” etcétera. Aquella persona me dijo que es mejor trazar metas de esta manera:

  • En lugar de “Este año no voy a engordar” debes decir “Este año mantendré mi peso en….. kilos/libras/onzas/quintales
  • En lugar de “Voy a viajar por todo el mundo” debes decir “Este año empezaré a ahorrar para mi pasaporte, mi ticket de viaje, la maleta, cámara de fotos“.
  • En lugar de “Mamá, este año sí voy a ser un buen hijo” debes decir “Mamá, este año lavaré el plato de mi almuerzo tantos días como pueda, no voy a llegar a las 3 de la mañana, no voy a pedirte dinero para gastarlo con mis amigos porque sé que no tienes un árbol de billetes.” Metas, no promesas.

Gerardo Morán, un cantante ecuatoriano tiene una canción hermosa llamada “En vida”, uno de sus párrafos es la introducción de este post y habla de la importancia de vivir cada día. No esperes al cumpleaños de las personas para decirles cuan importantes son para ti. Si fallas en tus metas en febrero, no esperes hasta diciembre para repetir el rito nuevamente. Si fallas hoy, levántate mañana. Y si hay algo que no quieras hacer, no lo hagas, siempre y cuando no sea una responsabilidad adquirida. No digas “mañana” si no quieres hacerlo nunca. Es tú vida, tú la manejas, tú decides.

Si es que piensas “Jimmy, tú no sabes de mi capacidad de cumplir promesas” te recuerdo la conversación entre Peter y Jesús:

 Entonces Pedro le dijo:

Aunque todos te abandonen, yo no te abandonaré.

Jesús le respondió:

Pedro, no estés muy seguro de eso; antes de que el gallo cante, me negarás tres veces*

Pd: Les dejo el link de la canción antes mencionada aquí

*El verso se encuentra en Mateo 26: 33-34. Se utilizó la Traducción en Lenguaje Actual y la Reina Valera 1960 para que entiendas clarito el mensaje.

Deja tu comentario

Soy un joven al servicio de los jóvenes (también de los padres, familias, colegios, organizaciones, etc). Comunicador digital, bloguero desde el 2012 y conferencista juvenil. Diseñador gráfico y multimedia, actualmente especializándome en Diseño Comunicacional. Autor de la "Primera Epístola de Jimmy Sarango a los Cristianos Digitales”, en la cual aborda la vida cristiana y los retos que enfrenta en el mundo digital.

Comments are closed.