Cristianos V.I.P.

0

Si en la carretera oyes un bip bip, ten la seguridad que se trata de mi. Correcaminos, es más veloz que un jet, pobre coyote ya no sabe ni que hacer. Plop bip bip.

A diferencia del sonido bip bip del correcaminos, hoy quiero hablarles del otro significado y con otra letra de aquellas letras. V.I.P. es la abreviación de Very Important People, que quiere decir Personas muy importantes, y quiero hablar de esto porque veo que los cristianos V.I.P. se andan multiplicando. ¿Cuáles son sus características? Mencionemos algunas:

  1. Para ellos Dios existe porque debe hacerlos felices y exitosos.
  2. Piensan que los demás han sido puestos por Dios a su alrededor para que cumplan sus sueños.
  3. Creen que tienen una franquicia del Espíritu Santo y que ellos ordenan a Dios lo que debe hacer.
  4. Algunos se autoproclaman Apóstoles, Reverendos, Querubines, Arcángeles, Patriarcas, entre otros títulos.
  5. Predican que Dios quiere lo mejor para ti, y que lo mejor específicamente es ropa de marca, un gran auto o una casa en un sector exclusivo.
  6. Escriben publicaciones sobre cristianos VIP.

Eso sucede desde el comienzo de los tiempos, en la época de la iglesia primitiva ya habían cristianos que querían jactarse, o se creían superiores a otros por todos sus títulos, por su currículum o experiencia, y por esa razón Pablo tuvo que dedicarles un par de párrafos, para ayudarles a poner los pies en la tierra.

De hecho, (dice Pablo) si otros tienen razones para confiar en sus propios esfuerzos, ¡yo las tengo aún más!

Fui circuncidado cuando tenía ocho días de vida. (Cumplió la ley exactamente como debía hacerlo)

Soy un ciudadano de Israel de pura cepa (No era migrante, ni hijo de migrantes. Además tenía la ciudadanía romana que costaba mucho dinero)

y miembro de la tribu de Benjamín, (Una de las pocas tribus que no se mezcló con otras nacionalidades, en pocas era más israelita que los demás)

Fui miembro de los fariseos, quienes exigen la obediencia más estricta a la ley judía. (De todos los que cumplían la ley, él la cumplía completa y sin cambios)

Era tan fanático que perseguía con crueldad a la iglesia (Cumplía la ley al punto de perseguir a quienes no la cumplían)

y en cuanto a la justicia, obedecía la ley al pie de la letra. (No cuestionaba ni cambiaba algo, hacía todo como estaba escrito)

Y luego continúa:

Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo.

Querido apóstol, reverendo, pastor, líder, arcángel o querubín, tus títulos no sirven de nada. Mis títulos no sirven de nada. No sirve nuestra experiencia, logros, doctrinas u obras. No sirven tus cinco mil personas en la iglesia o tus 50 hermanos en la reunión de domingo, no sirve tu auto ni mis instrumentos musicales. Que tu ofrenda o diezmo sea mayor que el mío, que tú entregues billetes o cheques en lugar del que da una moneda no te dará una fila exclusiva para entrar al cielo, y tampoco conseguirás una audiencia especial con los apóstoles porque consideras que tú eres uno de ellos. Ni siquiera creer que tú no eres VIP te sirve.  Nada de eso sirve, y lo único que realmente vale es conocer más a Jesúsmi señor como lo llamó Pablo.

…todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor.

-Pablo

Deja tu comentario

Soy un joven al servicio de los jóvenes (también de los padres, familias, colegios, organizaciones, etc). Comunicador digital, bloguero desde el 2012 y conferencista juvenil. Diseñador gráfico y multimedia, actualmente especializándome en Diseño Comunicacional. Autor de la "Primera Epístola de Jimmy Sarango a los Cristianos Digitales”, en la cual aborda la vida cristiana y los retos que enfrenta en el mundo digital.

Comments are closed.