Edición Apocalíptica: En 5 días se acaba el mundo

1

Quito, 16 de diciembre del 2012. 23h10.

No se si se enteraron pero el 21 de diciembre se acaba el mundo. Ando un poco apurado y preocupado porque tengo apenas 5 días para graduarme de la universidad, viajar por todo el mundo, enamorar a una hermosa chica, casarme con ella, tener una hija llamada Paulina o Daniela Alejandra, armar un estudio musical. Tengo apenas 5 días para envejecer lo que más pueda, mirarme con canas y usar mis boinas con un bastón. Algo me dice que no me alcanzará el tiempo, rayos.

Mi amigo Ahmed Otero dijo hace unos días en un evento:

¿Será que llevo un viejito por dentro?

Cuando escuché eso pensé “¡Sí! Yo si llevo uno”. Mi amigo Gio dijo que se debe a que me gusta aprovechar cada momento. Hace unos años compartí habitación en un viaje con un anciano de 81 años, mi querido Andrés Robert. Él fue mi amigo más cercano por dos meses; era abuelo, viudo, padre de 2 hijos y 2 hijas. No era alguien con quien hablaba de la música que me gusta, aunque sí hablábamos de chicas. Él había vivido la vida que yo soñaba tener, con una esposa amorosa, libros por toda la casa, un acordeón, boina, bufanda y bastón.

Vivir con Andrés me enseñó lo que es una vida. Por un lado estaba un chico inquieto de 21 años, que quiere respuestas a las incógnitas de la vida, y al otro lado está un hombre de cabello blanco que ya no busca respuestas sino alegrías de cada día. Recuerdo despertar a las 7 de la mañana y mirarlo leyendo el periódico. Cada día repasaba sus versículos favoritos de memoria, él vivía como si no hubiese mañana. Porque realmente la vida es así, no tenemos garantía de nada.

No intentaré hacer en estos 5 días que me quedan todo lo que pensaba hacer en 60 o 70 años más. Mañana haré lo que debo y un poco más, y el día siguiente de la misma manera. Hoy quiero despedirme con dos cosas: Un poema al tiempo escrito por Salomón y el video de mi querido amigo Andrés, que aún contento sonríe cuando hablamos y me pregunta siempre por la Liga de Quito, mi equipo de fútbol.

Hoy nacemos,
mañana morimos;
hoy plantamos,
mañana cosechamos;
hoy herimos,
mañana curamos;
hoy destruimos,
mañana edificamos;
hoy lloramos,
mañana reímos;
hoy guardamos luto,
mañana bailamos de gusto;
hoy esparcimos piedras,
mañana las recogemos;
hoy nos abrazamos,
mañana nos despedimos;
hoy todo lo ganamos,
mañana todo lo perdemos;
hoy todo lo guardamos,
mañana todo lo tiramos;
hoy rompemos,
mañana cosemos;
hoy callamos,
mañana hablamos;
hoy amamos,
mañana odiamos;
hoy tenemos guerra,
mañana tenemos paz.

-Salomón en Eclesiastés 3 (TLA)

 

Deja tu comentario

Soy un joven al servicio de los jóvenes (también de los padres, familias, colegios, organizaciones, etc). Comunicador digital, bloguero desde el 2012 y conferencista juvenil. Diseñador gráfico y multimedia, actualmente especializándome en Diseño Comunicacional. Autor de la "Primera Epístola de Jimmy Sarango a los Cristianos Digitales”, en la cual aborda la vida cristiana y los retos que enfrenta en el mundo digital.

Discussion1 comentario